Trabajo controlará las altas y las bajas en verano que se hacen para no pagar vacaciones

02 ago 2018

Trabajo controlará las altas y las bajas en verano que se hacen para no pagar vacaciones

La Inspección de Trabajo y la Tesorería General de la Seguridad han diseñado un plan de objetivos con el que se pretende investigar a las empresas que efectúen altas y bajas sucesivas a la Seguridad Social del mismo trabajador en periodos vacacionales.

Con el objetivo de intensificar la lucha contra el fraude, la directora general de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, Marisol Serrano, y el director general de la Tesorería General de la Seguridad Social, Javier Aibar, han fijado hoy el marco de actuaciones para llevar a cabo una "colaboración recíproca" entre ambas entidades.

El plan de objetivos propone, además, habilitar campañas dirigidas a las empresas que presenten anomalías en la declaración de horas extraordinarias, así como a aquellas que abusan de la temporalidad y la parcialidad en la contratación sin que existan condiciones organizativas o características de producción que lo justifiquen.

También se prestará atención a la derivación de responsabilidad de deuda, encuadramientos indebidos, empresas deudoras insolventes con actividad, sociedades que no transmiten la información de los conceptos retribuidos abonados, empresas ficticias y altas fraudulentas, tal y como han explicado ambos en rueda de prensa.

Esta edición del plan pretende abarcar un total de 7.508 actuaciones de control "en todos los sectores y en los casos en los que la Seguridad Social detecte algún tipo de infracción".

La directora general de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social ha señalado que este plan habitualmente tiene carácter anual, sin embargo este año tendrá una duración reducida de cinco meses, entre agosto y diciembre de 2018.

Además, ha avanzado datos de recaudación del primer semestre del año, que arrojan un incremento de 8 millones de euros respecto al mismo periodo del año anterior, en tanto que el empleo aflorado tras las inspecciones también ha aumentado en 8.000 personas.

Por su parte, el director general de la Tesorería General de la Seguridad Social ha destacado que los objetivos del plan son la prevención, el control del fraude explotando la base de datos de la tesorería y la divulgación.

"Se pretende dar un giro cualitativo en las inspecciones de trabajo para recuperar los derechos de los trabajadores" ha apuntado Serrano.